El contenido duplicado consiste en tener varias URLs de tu sitio web con el mismo contenido.

Esto en principio no está penalizado pero puede provocar que tu web se posicione peor. Porque Google no sabrá bien cuál de las páginas es la buena.

Se produciría algo parecido a la canibalización de keywords.

Para saber si tienes contenido duplicado una de las mejores herramientas es screaming frog. Con ella puedes ver de un vistazo si en tu web existen varias páginas con los mismos títulos y el mismo contenido.

Y de esta forma podrás corregirlo de forma rápida.

Una solución rápida sería dejar una de las páginas y la que descartas le haces un 301 hacia la anterior.

De este modo si hubiera tráfico que llega a la segunda página ya lo refieres a la primera y Google entiende que la buena es la primera.